Abolition 2000 – Global Network to Eliminate Nuclear Weapons

Declaración Fundadora de Abolición 2000 (Español)

En el mes de abril de 1995, durante las primeras semanas de la Revisión del Tratado de Anti-proliferación y de la Conferencia de Extensión, activistas de alrededor del mundo reconocieron que el tema de la abolición nuclear no estaba en el orden del día. Los activistas se reunieron para escribir la siguiente declaración que ha llegado a ser el documento fundador de la red de organizaciones Abolición 2000.

Hasta ahora, más de 2,000 organizaciones en más de 90 países han firmado la Declaración de Abolición 2000 y participan activamente en diez grupos de trabajo para lograr los once puntos listados abajo.

Declaración de Abolición 2000

Un mundo seguro y habitable para nuestros niños y nietos, y para todas las generaciones futuras, requiere que logremos un mundo libre de armas nucleares y que reparemos la degradación ambiental y el sufrimiento humano que es el legado de cincuenta años de la producción y de las pruebas de armas nucleares.

Además, se debe reconocer la inextricable conexión entre los usos “pacíficos” y los usos belicosos de las tecnologías nucleares y la amenaza inherente que la creación y el uso de materiales radioactivos, con sus largas vidas, representan para las generaciones futuras. Debemos progresar hacia la dependencia en la producción de energía de recursos renovables, de forma limpia y segura, que no produzca materiales para la creación de armas de destrucción masiva y que no envenene al medio ambiente por miles de siglos. El verdadero derecho “inajenable” no es el derecho a la energía nuclear, sino el derecho a la vida, a la libertad y a la seguridad personal en un mundo libre de armas nucleares.

Reconocemos que un mundo libre de armas nucleares debe ser logrado cuidadosamente y paso por paso. Estamos convencidos de su viabilidad tecnológica. La falta de ahinco y voluntad política, especialmente por parte de los estados poseedores de armas nucleares, es el único obstáculo verdadero. Así como son prohibidas las armas químicas y biológicas, igualmente deben ser prohibidas las armas nucleares.

Hacemos un llamado a todos los estados, y particularmente a los estados poseedores de armas nucleares—declarados y de facto—a tomar los pasos siguientes para lograr la abolición de las armas nucleares. Además, instamos a los estados miembros del NPT para que demanden compromisos obligatorios de los estados declarados como poseedores de armas nucleares para que apliquen estas medidas:

· Iniciar inmediatamente y concluir* las negociaciones en una convención de abolición de armas nucleares que requiera la eliminación progressiva de todas las armas nucleares dentro de un cierto plazo de tiempo, con provisiones para la comprobación y la imposición** efectiva.

· Hacer una promesa incondicional inmediata de no usar armas nucleares y de no amenazar a otros con su uso.

· Completar rápidamente un tratado sinceramente comprensivo para la prohibición de las pruebas de armas nucleares, con cero tolerancia y con el expreso propósito de impedir el desarrollo de armas nucleares por parte de todos los países.

· Cesar de producir y desplegar sistemas de armas nucleares nuevos y adicionales, y comenzar a retirar e incapacitar sistemas de armas nucleares desplegados.

· Prohibir la producción y el reprocesamiento militar y comercial de todos los materiales radioactivos que puedan ser utilizados para la producción de armas.

· En todos los estados, someter a todos los materiales radioactivos y a las facilidades nucleares que puedan ser utilizados para la producción de armas, a la contabilidad, al control, al resguardo y a la protección internacional y establecer un registro público internacional de todos los materiales radioactivos que puedan ser utilizados para la producción de armas.

· Prohibir la investigación y el estudio, el diseño, el desarrollo, y las pruebas de armas nucleares, por parte de experimentos de laboratorios incluyendo, pero no limitado, a las explosiones hidrodinámicas no nucleares y las simulaciones de computadora; someter a todos los laboratorios de armas nucleares al control internacional, y cerrar todos los sitios y terrenos de pruebas nucleares.

· Crear zonas libres de armas nucleares adicionales tal como esas establecidas por los tratados de Tlatelolco y Raratonga.

· Reconocer y declarar la ilegalidad de amenazar o de usar armas nucleares públicamente y ante del Tribunal del Mundo.

· Establecer una agencia internacional de la energía para promover y apoyar el desarrollo de fuentes de energía sostenibles y seguras para el medio ambiente.

· Crear mecanismos para asegurar la participación de ciudadanos y NGOs en la planificación y en el control del proceso de la abolición de armas nucleares.

Un mundo libre de armas nucleares es una aspiración compartida por toda la humanidad. Esta meta no puede ser lograda bajo un régimen de anti-proliferación que le autoriza la posesión de armas nucleares a un pequeño grupo de estados. Nuestra seguridad común y colectiva requiere la eliminación completa de las armas nucleares. Nuestro objetivo es la abolición definitiva e incondicional de las armas nucleares.

* La Declaración de Abolición 2000 de 1995 hizo un llamado para la conclusión de las negociaciones “para el año 2000” en una Convención de Armas Nucleares. Reconociendo que las armas nucleares probablemente fallarían en sus obligaciones de concluir tales negociaciones, esta frase fué removida al final del año 2000, después de que las organizaciones miembros votaron y consintieron en su eliminación.

** La convención debe mandar medidas irrevocables para el desarme incluyendo, pero no limitado, a lo siguiente: retirar e incapacitar a todos los sistemas de armas nucleares desplegados; incapacitar y desmantelar las cabezas nucleares explosivas; poner bajo el control y el resguardo internacional a las cabezas explosivas y a los materiales radioactivos que puedan ser utilizados para la produccion de armas; destruir proyectiles balísticos y otros sistemas de entrega. La convención también podría incorporar las medidas listadas arriba que deben ser aplicadas independientemente sin demora. Cuando sea implementada o aplicada completamente, esta convención reemplazaría al NPT.

Si su grupo u organización desea firmar esta declaración para incorporarse a nuestra red, por favor mande un correo electrónico con el nombre del contacto, el nombre de la organización, la dirección, el número del fax y del teléfono a: asalloum@rideauinstitute.ca